BLANQUEAMIENTO DENTAL EN MADRID

Transmitiendo sensaciones con tu sonrisa

Actualmente, la estética ha pasado a formar uno de los aspectos más importantes de nuestra sociedad, por no decir que en muchas ocasiones prima por encima del resto.
Por ello es cada vez más común el empleo de técnicas y tratamientos como alineadores invisibles, recontorneado estético, carillas y blanqueamiento dental.

En clínicas Dental Siglo XXI disponemos de especialistas en estética así como un experto equipo ortodóncico que valorará su causa sin compromiso.

"Una sonrisa bonita es el mejor de los maquillajes"

El blanqueamiento dental está provocado por la acción de ciertas sustancias que producen un proceso de oxidación de la superficie de los dientes.
Se realiza en clínica dental con luz LED a través de un gel blanqueador profesional que se activa con una luz halógena filtrada para acelerar el proceso de blanqueamiento dental. Seguidamente el paciente debe terminar el proceso en su casa con un gel blanqueador y con una férula personalizada.

Existen varias razones que tiñen o manchan los dientes.
Las más frecuentes son las causadas por el tabaco, café, té, refrescos, vino tinto, u otros agentes que manchan la superficie del esmalte dental y le dan un color marrón amarillento con distintas intensidades.
Este tipo de manchas, junto a las motivadas por el envejecimiento y la descalcificación, son las más sencillas de quitar.
Otras manchas más difíciles de blanquear surgen como consecuencia de tratamientos antibióticos con tetraciclinas,exceso de hierro...entre otros y suelen ocasionar manchas sin pérdida de brillo o en forma de estrías marrones o blancas opacas.
En este caso, si el blanqueamiento no es suficiente, siempre se puede recurrir a carillas estéticas de composite, que no son nada agresivas y dan unos resultados 100% estéticos.

Los remedios caseros no son efectivos para blanquear tus dientes e incluso pueden estropear tu esmalte. Por ejemplo, cepillarse los dientes con bicarbonato o zumo de limón no funciona, sólo estropearás tu esmalte y dañaras tus dientes.

El consumo de determinados alimentos, y en especial el café, té o vino puede manchar tus dientes a la larga, sobre todo cuando no se mantiene una correcta higiene dental.

En el color del esmalte influyen factores genéticos, congénitos o presentes al nacer, infecciosos y ambientales, como por ejemplo el flúor, que ayuda a prevenir la caries aunque si se ingiere bastante cantidad cuando los dientes están en desarrollo pueden salir manchas en el esmalte.

El blanqueamiento dental se realiza por lo general en una sola visita a una clínica dental.
El tratamiento se inicia con la limpieza de los dientes del paciente, seguido por la aplicación de gel blanqueador.
Este gel blanqueante contiene fuertes agentes blanqueantes en comparación con el gel utilizado en los productos para blanquear los dientes que se venden en el mercado, lo que garantiza mejores resultados.
Después de aplicar el gel, el dentista utiliza el láser especial, que facilita una mejor penetración del gel a través del esmalte de los dientes.
El procedimiento de blanqueamiento dental por lo general dura alrededor 45 minutos y los resultados se ven potenciados con el uso domiciliario de un gel blanqueador que se le entrega a los pacientes junto con unas férulas de blanqueamiento hechas a medida para cada paciente.

El blanqueamiento dental con laser es muy efectivo, y produce mejores resultados y más rápido en comparación con otros métodos para blanquear los dientes. Dependiendo de las manchas que tenga el paciente en los dientes y su condición, el blanqueamiento dental con láser puede blanquear los dientes hasta 8 tonos.

- Las superficies de los dientes deben de estar limpias y sin placa bacteriana.

- El paciente debe de haber sido instruido para poder realizar una correcta higiene dental por el higienista pertinente.

- El paciente debe tener ausencia de caries.

- El paciente debe de considerar reducir o suprimir el consumo de tabaco, café o té durante el tratamiento con el fin de obtener los mejores resultados.

Bajo un empleo correcto y profesional de las técnicas de blanqueamiento dental no se han podido demostrar daños en esmalte, dentina, pulpa, encía, epitelio gástrico, empastes o prótesis dentales.
En ciertas personas aparece en algunos casos un aumento de la sensibilidad a la temperatura (frio, calor), que se manifiesta en forma de una hipersensibilidad. Esta hipersensibilidad a cambios térmicos es reversible y desaparece una vez suspendido el blanqueamiento dental.

- Evitar dentro lo posible el consumo de:

Café
Vino tinto
Tabaco
Cítricos
Alimentos excesivamente azucarados
- Realizar un correcta higiene dental

SUBIR