DENTISTA PARA NIÑOS

dentista para niños

"No dejes que tu hijo pase miedo de nuevo"

Dentista para niños en Dental Siglo XXI damos mucha importancia a los más pequeños, por eso disponemos de los mejores dentistas infantiles.
A nuestros pequeños pacientes les encanta el trato con nuestros odontopediatras, ya que nuestro ambiente de juego hace más fácil que los niños se sientan cómodos en el gabinete dental.
Además, les enseñarán la importancia de acudir al dentista y a mantener una buena salud oral de una manera que a los niños les encantará.
Ayuda a tus hijos a empezar una vida de sonrisas saludables.

¿Es su primera visita o ha tenido una mala experiencia? En Dental Siglo XXI somos especialistas en dentistas para niños.

Suele ser el pediatra del niño, el que advierte de alguna sospecha dentaria, y nos remite al niño a Dental Siglo XXI.

Pero si esto no ocurre, es de sentido común observar la erupción de los dientes de leche, y si dudamos de la posición, color, tamaño o forma de los dientitos, no dudemos en acudir al odontopediatra, que estará encantado de hacer amistad con el pequeñín. 

Mención aparte merecen los bultos azulados en la zona donde ha de salir el dientito, así como los traumatismos, por desgracia frecuentes. La forma de la mordida no es nada fácil detectar su posible anomalía para los padres, y esto es un tratamiento que es sencillo corregir tempranamente, y harto complicado cuando nos metemos en años.

Hay varias razones, y en éste caso no quiero dar prioridad de una con la otra.

La caries es una enfermedad provocada por varias bacterias, que se ayudan unas a otras y siendo bacterias, cuando el proceso está descontrolado por parte de nuestro sistema inmunitario, lo llamamos infección. Por alguna razón que se desconoce consideramos que en la boca podemos tener infecciones sin que se nos rasguen las vestiduras, y sin embargo en cualquier otra parte del organismo nos causa un respeto imponente, y le ponemos remedio en el mismo momento en que lo sabemos.  Sin más comentarios.

Otra razón.   Todos nosotros tenemos escrito en algún lugar del ADN que lo más importante para nuestro organismo es sobrevivir, después otras cosas, pero lo primero es sobrevivir. Para sobrevivir debemos respirar, beber y comer.  Centrándonos en el comer, para ello necesitamos comida y dientes. Si perdemos uno, o parte de uno, en otra parte de nuestro ADN tenemos escrito que los dientes que estén detrás del que se pierde, van a avanzar para cubrir el hueco que deja, para poder masticar con eficacia. Es así, y no se trata de que el azar intervenga, si se pierde un diente de leche los que están detrás avanzarán, ocupando un hueco que no les corresponde. Cuando el premolar que le sustituye en el recambio, quiere erupcionar, no encuentra sitio, y aquí aparece la ortodoncia, porque pueden ocurrir varias cosas:

-que se quede retenido dentro del maxilar

-que salga donde pueda

-que salga ocupando el espacio del otro premolar, o del canino definitivo. Si sale ocupando el lugar del canino, el problema se complica, porque el canino es fundamental para la oclusión y habrá que situarlo con ortodoncia en la arcada correctamente, y a veces, y no pocas para ello hay que recurrir a cirugía previa.

El ortodoncista o el odontopediatra colocará un pequeño aparatito fijo que llamamos mantenedor de espacio, pare evitar los efectos secundarios adversos que he escrito en la pregunta de mas arriba.


¿Es un problema el retraso en la erupción, tanto de definitivos como de temporales?
Dice la medicina:

Primum non nocere .-     Lo primero no hacer daño

Remitir al niño al odontopediatra u ortodoncista, él sabe qué hacer, y que no hacer.

Por favor no acuda a la primera cadena de clínicas que se anuncie en la televisión. Recuerde que los anuncios de la televisión no son nada baratos, y para las cadenas usted es solo $. $.$.$. Se trata de su hijo. No lo irradie con radiografías innecesarias. Emplee tiempo en informarse de a que profesional lo va a llevar ¿no lo emplea para elegir el coche? ¿Todos los coches son iguales?

Ortodoncia. ¿Cuándo empezar?
Debería dejar este pequeño detalle en manos del ortodoncista. No existe una edad fija. Cada maloclusión es un mundo, no puedo escribir nada sobre fechas. Para incidir sobre esto, un chiste de dentistas (ya se que no tenemos ninguna gracia) dice que cuando hay trabas al crecimiento se debe empezar a tratar  en cuanto entre por la puerta.

SUBIR